header_normativa.png

Normativa Europea

A día de hoy, la normativa que regula el uso del Ozono en espacios cerrados así como la tipología de dispositivos habilitados para ello, está reflejada en las siguientes normativas y/o ISOs:

  • Norma española UNE-EN 14625:2013. Aire ambiente. Método normalizado de medida de la concentración de Ozono por fotometría ultravioleta.
  • Norma española UNE 77221:2000. Calidad del aire. Determinación de Ozono en aire ambiente. Método por fotometría ultravioleta.
  • Norma española UNE 77232:1996. Aire ambiente. Determinación de la concentración másica del Ozono. Método de quimioluminiscencia.
  • Norma española UNE-ISO 15337:2010. Aire ambiente. Valoración en fase gaseosa. Calibración de analizadores de ozono.
  • Norma española UNE 400-201-1994. Tratamiento del aire. Seguridad química.
  • Reglamento 528-2012. Reglamento europeo de regulación y uso de Biocidas.

Además de ello, se creó la EUOTA (European Ozone Trade Association), la cual regula y certifica aquellos fabricantes europeos de generadores de ozono. Es altamente recomendable que los dispositivos utilizados estén diseñados y fabricados por empresas que formen parte de este grupo. Ver listado aquí: https://www.euota.org/members/

Ficha toxicológica del ozono

En la ficha toxicológica del Ozono adjunta, el Ozono está clasificado únicamente como AGENTE IRRITANTE Xi (sustancias y preparados no corrosivos que, por contacto breve, prolongado o repetido con la piel o las mucosas, pueden provocar una reacción inflamatoria) en aire, NO estando clasificado como carcinogénico.

Esta clasificación como agente irritante se refiere exclusivamente a sus concentraciones en aire, es decir, a los problemas derivados de su inhalación, dependiendo de la concentración a la cual las personas están expuestas, así como del tiempo de dicha exposición. La normativa emitida por la OMS recomienda una concentración máxima de Ozono en aire, para el público en general, de 0,05 ppm (0.1 mg/m³).

Salvo que se almacene en forma líquida a altas presiones, el Ozono es generado in situ, no pudiendo existir escapes superiores a la producción programada en los generadores, ya que estos únicamente producen el gas, no pudiendo acumularlo. Los valores para producir efectos agudos letales son muy altos, del orden de los 15 ppm, concentraciones prácticamente inalcanzables en los tratamientos convencionales.

Sobre el Ozono

Toda la información que necesitas saber sobre el uso del Ozono en desinfección.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar